Las mejores técnicas para estudiar, según Harvard


La Universidad de Harvard lanzó una lista de las cuatro mejores formas de estudiar una o varias lecciones, de manera que estas realmente se aprendan, no solo para el día del examen, sino para toda la vida.

Cada estudiante tiene una técnica de estudio, la misma que aplica siempre con alguna exposición o examen.

Todas las técnicas valen, sin embargo la Universidad de Harvard lanzó algunas recomendaciones para retener más y mejor la información, informó el portal Universia.

Lo más difícil es dar con el método indicado ya que le objetivo final siempre es entender, interpretar y retener información, no solo memorizar.




Sacar apuntes a mano.

El viejo método no pierde vigencia, y nunca se verá desplazado por las computadoras portátiles o tabletas.

"Cuando se escribe en un teclado se hace tan rápido que el cerebro no llega a procesar del todo la información, pero al escribir a mano nuestra mente se ve obligada a pensar en el contenido, en la forma y a resumir la información más importante", aclara la universidad.


No releer

Para quienes piensan que leer varias veces un mismo material ayuda a retener mejor la información, esto no es más que una pérdida de tiempo y lo único que se logra es memorizar.

"Nuestro cerebro necesita esforzarse para recordar lo leído, por lo que los especialistas de Harvard recomiendan leer solo una vez analizando en profundidad el texto, para luego hacer el esfuerzo por recordar lo leído e intentar retener lo más importante de la información".


Tomarse un receso

Tampoco sirve estudiar muchas horas de seguido, porque lo único que causa es la fatiga del cerebro, que finalmente, también es un músculo.

Pero para hacer más efectivas las horas de estudio, es recomendable tomarse un receso de algunos minutos entre tema y tema. También cuenta dormir una siesta corta. Pero intensa para descansar la mente y recuperar energías.


Alternar asignaturas

Es común pensar que alternar varias asignaturas podría cansar de sobremanera a la mente, pero esto no es así siempre.

Es más beneficioso para la mente cambiar de tema y alternar entre asignaturas. Mediante una buena organización, alternar contenidos nos mantiene más atentos y esto facilita la retención de la información.

Guía de la Quinta Sesión Ordinaria del Consejo Técnico Escolar


La Secretaría de Educación Pública, a través de la Subsecretaría de Educación Básica, continúa con el fortalecimiento de los Consejos Técnicos Escolares, organizados como un espacio para el análisis y toma de decisiones sobre los temas escolares que inciden en la transformación de las prácticas docentes y propician que las niñas, niños y jóvenes logren los aprendizajes esperados.


La guía de la Quinta Sesión Ordinaria tiene como propósito reconocer y valorar los avances logrados e integrar las evidencias que expresan los aprendizajes que los estudiantes han adquirido durante el primer semestre del ciclo escolar.

Se espera que el desarrollo de las actividades en los Consejos Técnicos Escolares se enriquezca con el quehacer cotidiano, el análisis de la práctica docente, directiva y de supervisión, así como con la participación de otros actores vinculados con la tarea educativa que contribuyen a mejorar la calidad de la educación que brinda la escuela.

Guía de la Quinta Sesión del CTE Guía de la Quinta Sesión del CTE Guía de la Quinta Sesión del CTE




Guías de la Cuarta Sesión Ordinaria del Consejo Técnico Escolar


La Secretaría de Educación Pública, a través de la Subsecretaría de Educación Básica, ha propuesto acciones para que los colectivos docentes desarrollen sus capacidades técnico pedagógicas y procesos de mejoramiento continuo, entre éstos ha brindado orientaciones que les permitan establecer e implementar una Ruta de Mejora Escolar en el ejercicio de su autonomía escolar.


Con ello se busca impulsar la mejora de cada escuela encaminada a lograr una mayor calidad y equidad de la enseñanza con el compromiso de los profesores y de la comunidad educativa. Así, en cada sesión de Consejo Técnico Escolar se proponen elementos a los docentes y directivos para discutir, reflexionar, valorar, construir, implementar, dar seguimiento y evaluar las acciones que deciden en colectivo, mismas que deben verse reflejadas en la capacidad que tiene la escuela para retener a todos sus alumnos hasta culminar su escolaridad y, por otra, en resultados de aprendizajes cada vez más satisfactorios.

En esta sesión se enfatiza la importancia de que el colectivo docente retome y reflexione sobre los objetivos y metas de su Ruta de Mejora Escolar, trazadas durante la fase intensiva del inicio de este ciclo escolar, con el propósito de analizar su cumplimiento, problemáticas, expectativas y desafíos.

Guía de la Cuarta Sesión del CTE Guía de la Cuarta Sesión del CTE Guía de la Cuarta Sesión del CTE




El informe de lectura como estrategia didáctica


El concepto de estrategias didácticas se involucra con la selección de actividades y practicas pedagógicas en diferentes momentos formativos, métodos y recursos en los procesos de Enseñanza-Aprendizaje. El informe de lectura es un ejemplo de estrategia didáctica que podemos trabajar con nuestros alumnos, aquí algunos aspectos a considerar...


¿Qué es el informe de lectura?

La estrategia es un trabajo escrito que se caracteriza por ser restringido al análisis de una problemática, que será abordaba a partir de determinados textos (bibliografía primaria) y que encontrará apoyo en bibliografía secundaria.

El informe de lectura es una modalidad de trabajo académico; en otras palabras, es un texto escrito en prosa que tiene como propósito fundamental, suministrar al lector una determinada información sobre otro texto escrito.


¿Cómo se realiza?

La elaboración de un informe de lectura atraviesa distintas etapas, que serán de utilidad para guiar al alumno en la construcción de buenos informes. Dichas etapas consisten en:

1. Planeación (Preescrito)
• Cronograma de actividades: Se distribuye el tiempo para elaborar el plan de trabajo (recolectar información y organizar las ideas centrales o preguntas del informe).

• Plan de trabajo: Escrito donde figuran el título del informe, el índice, la bibliografía y el cronograma de actividades.


2. Redacción
• Quién redacta y para quién se redacta: Generalmente, se escribe en primera persona de forma académica; además, nunca se debe dar por sentado que el lector lo comprende de antemano.

• Qué se escribe: A partir de una pregunta, va a mostrar cómo un autor (o autores) ha intentado responderla, además de tener presente que la redacción comienza con un esbozo que, desde el principio, debe tener una estructura definida, la cual se integra por:

- Portada

- Índice

- Introducción: anunciar qué va a hacer y cómo se va a hacer.

- Desarrollo: Mostrar qué sucedió (presentar cómo sucedieron temporalmente los acontecimientos). Describir el estado de la cuestión (en qué consiste el problema). Comparar y contrastar dos respuestas de un autor (fuente primaria) frente a un problema, dadas en dos épocas diferentes de su obra. Comparar dos respuestas a un problema dadas por autores diferentes. Mostrar cómo otros autores (fuentes secundarias) se han referido al problema o lo han revisado.

- Cierre: En el cierre se puede:
a) Retomar las preguntas de la introducción señalando qué ha respondido (o no) y por qué (o cómo);
b) Mostrar al lector el recorrido hecho o su importancia;
c) Abrir nuevos interrogantes señalando qué pasos se podrían dar para resolverlos.

- Bibliografía

- Apéndice

• Citas, notas y paráfrasis: Se sugiere emplear el sistema Vancouver.


3. Revisión
La revisión debe cuidar que el texto pueda leerse como un todo global y continuo. En la revisión se debe:

- Simplificar las frases muy extensas (acortándolas o expresándolas de modo más claro).

- Eliminar palabras y expresiones irrelevantes (o frases hechas).

- Revisar la cohesión entre párrafos (elección de conectores adecuados).

- Comprobar que los títulos expresen claramente las ideas que se desarrollan en las secciones correspondientes.

- Verificar que cada párrafo exprese una idea central; usar el punto y aparte sólo cuando pasa de un tema a otro (o cuando añade una idea importante).

- Hacer recapitulaciones en el desarrollo sintetizando lo que ha hecho (permitiéndole al lector no perder el hilo conductor del texto).

- Revisar la ortografía.

- Controlar que las referencias bibliográficas estén correctamente consignadas.

- Corroborar la coherencia entre lo que anuncia en la introducción y lo que realiza, así como entre la introducción y el cierre.


4. Reescritura
Durante esta etapa, previa a la entrega final del escrito, se debe:
- Pasar en limpio los párrafos corregidos verificando que no se haya perdido la cohesión entre los mismos.
- Prestar atención a la presentación del texto (que los títulos se destaquen adecuadamente, que las notas tengan un cuerpo más pequeño).
- Revisar que la portada contenga todos los datos pedidos.
- Seleccionar e imprimir el material que añadirá en el apéndice (si corresponde).
- Controlar la numeración de las páginas.
- Reexaminar la ortografía.
- Hacer una copia del texto que se entregará al profesor.


¿Para qué se utiliza?

Generalmente, hay materias más teóricas que otras; o bien, contenidos muy amplios en los cuales se requiere la revisión de varios libros o lectura de grandes volúmenes de información. En esos casos, es útil emplear este tipo de estrategia que orientará la revisión y análisis de información.

Desarrollar habilidades de reformulación; es decir, comunicar el texto original de diversas maneras sin distorsionar los conceptos. Así como exponer, describir, explicar, analizar, interpretar o argumentar.